Estrellitas

jueves, 9 de mayo de 2013

REFERENCIAS ARTISTICAS PARA NUESTRO PROYECTO. "DANIEL CANOGAR"

Este artista madrileño de reconocimiento internacional ha estado siempre interesado por la tecnología, teniendo una coherencia directa con su trabajo, reutilizando materiales, hablando de las problemáticas del deshecho en sus temas y, sobre todo, experimentando con avances en los medios; siendo así, uno de los pioneros del video mapping o de pantallas flexibles de leds (pues la industria desarrolló este material para su pieza Waves, del 2012), incluso fuera de nuestras fronteras.
Su intención, al fin y al cabo, es la integración entre arte y ciencia; del mismo modo que colabora con ingenieros, diseñadores y técnicos especializados en su equipo de trabajo; en consecuencia, se diluyen las diferencias disciplinales y da cabida a un enriquecimiento por distintos campos.
Manojo de nervios (2011) de Daniel Canogar
Puede que por esta misma razón, intente siempre desmitificar esa idea del proceso artístico, mostrando su metodología de trabajo, como expuso en la conferencia ‘Luz y sombras. Proyectos recientes’. Esta charla fue dada el 17 de Abril en el Parque de las Ciencias, con motivo de la exposición ‘Cerebro. Viaje al interior’, donde se muestra su obra Manojo de nervios, una instalación basada en la simulación del cerebro a través de distintos tipos de cableado reciclado y efectos lumínicos.
Desde el comienzo, ha estado interesado por la luz y todo lo visual, gracias a los grandes formatos y la proyecciones. Sin embargo, “¿por qué la imagen en movimiento no puede ser escultórico? ¿Por qué tiene que ser pantallas blancas cuadradas?”. Con este cuestionamiento, empezó a experimentar con planteamientos no lineales, posibilitando la tridimensionalidad como pantalla.
Clandestinos Madrid (2006) de Daniel Canogar
En 2006, con la obra Clandestinos Madrid, una proyección de personas escalando, grabándose in situ en un micro estudio efímero, sobre la Puerta de Alcalá, durante la ‘Noche en Blanco’, comienza una serie de arte público, que realiza con, el y para el público, implicando al vecindario; puesto que las personas que pasan por la calle participan como actores, generándose un loop que irá agregando más y más figuras a lo largo de la intervención, en donde las edificaciones suponen el plano perfecto sobre el que visualizar.
Caudal y Tajo (2011) de Daniel Canogar
Con la necesidad de tener más nitidez en sus imágenes con respecto a la estructura, para darle mayor credibilidad, ha forjado una estrecha relación con el video mapeado, evolucionando en piezas como Caudal y Tajo, las dos en 2011, trabajando con la temática del agua. En la primera, realiza una fuente de piezas de baño reciclado sobre el que se proyectan personas dejándose llevar por la corriente; mientras que, la segunda, es una instalación de 180 botellas de plástico reciclado y los cables sobre las que se proyecta una animación relacionada con el sistema fluvial.
Sikka Magnum (2013) de Daniel Canogar
Una de sus últimas obras más impactantes y relacionada con este medio es la exposición ‘Quadratura’, concepto renacentista de crear efectos tridimensionales sobre superficies planas. En ella se articulan cuatro piezas donde se usan medios asociados de la historia del cine como pantallas (película de 35mm, cinta magnética de VHS, televisores de tubo catódico y DVDs) para transformar la imagen como escultura. Una de ellas, Sikka Magnum, está realizada con 360 DVDs comprados, uno por día, a un euro en el rastrillo, no solo escultóricamente, ya que la propia superficie del material hace de espejo y expande el reflejo por toda la sala; sino que la proyección está realizado con clips extraídos de todas esas películas, es decir, 360 vídeos, formados por varios clips, para sus 360 DVDs correspondientes, de la pieza física. Gracias al video mapping, la imagen se ajustaba al espacio físico pertinente, permitiendo tener una independencia de cada uno de los vídeos en un solo proyector.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada